viernes, 21 de marzo de 2014

Repunte de la violencia machista: cinco muertas en 48 horas


En los últimos dos días, cinco mujeres han sido halladas sin vida en distintos puntos del país, presuntamente muertas a manos de sus parejas o exparejas. Este miércoles se han conocido las dos últimas víctimas de violencia machista, encontradas el lunes y el martes: una en Melilla y otra en Madrid. Hace dos semanas murieron cuatro mujeres en dos días solo en Andalucía. A primera hora, antes de que trascendiera la noticia de las dos últimas fallecidas, la vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, ha calificado la situación de "emergencia nacional" y la secretaria de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Susana Camarero, ha afirmado que los partidos se sentarán a dialogar sobre la situación.

En lo que va de año, han muerto 18 mujeres por violencia de género, según cálculos de este periódico. Una portavoz del Observatorio de la Violencia de Género explica: "Según datos del Gobierno, oficialmente figuran 15 víctimas en 2014. Hay otras tres en investigación (la madre y la hija muertas en Cádiz a principios de marzo, y la víctima de febrero de Fuenlabrada), y otros tres más pendientes de contabilización (los tres últimos casos conocidos: la víctima de Gelida, la de Melilla y la de Madrid)".

Melilla. Una mujer de 64 años y su pareja de 66 han sido hallados sin vida durante la noche de este martes en una casa de la Barriada de San Francisco de Asís, según EP. Ella fue acuchillada encima de la cama, posiblemente "degollada" según informaron fuentes policiales a la agencia, y él estaba ahorcado en el patio de la vivienda. Los agentes creen que todo apunta a un caso de violencia machista. El presunto agresor era un militar retirado. Una vecina encontró los cadáveres. Según las primeras investigaciones "no existía denuncia previa por maltrato".

Madrid. Este miércoles la policía ha anunciado que está investigando el homicidio de una mujer de 60 años que apareció sin vida este lunes en su casa, en el barrio de San Blas de la capital. María del Pilar S. R. fue hallada por su hijastra y una vecina, que entraron en el domicilio con una llave. La mujer estaba en el cuarto de baño, con un golpe en la base del cráneo, que según la autopsia apunta a un presunto homicidio. La investigación está abierta, y se desconoce si existían denuncias y cuál era su situación familiar. El caso está aún a falta de confirmación oficial sobre si se trata de violencia de género.

El pasado lunes también fue encontrado el cuerpo de María José S. C., de 49 años, en la casa de su expareja con heridas de arma blanca y signos de asfixia. Cuando entraron los bomberos, su expareja estaba allí. La policía detuvo a este hombre de 50 años que carece de antecedentes penales. No existían denuncias por violencia de género. El supuesto agresor le había dicho a la víctima que si no volvía con él se suicidaría, y por eso ella acudió a su domicilio.

Cataluña. El martes, los Mossos d'Esquadra detuvieron a un hombre de 58 años acusado de matar a su pareja, de 57. El lunes esta fue hallada sin vida en su domicilio, en el municipio de Gelida (Alt Penedès). La víctima presentaba signos de violencia. El juez dictó secreto de las actuaciones y no consta si existían denuncias previas. En 2014 han muerto cinco mujeres a manos de sus parejas en Cataluña, más que en todo 2013 en esta comunidad.

País Vasco. Andina Pereira de Brito, brasileña de 35 años, fue hallada muerta y con signos de violencia el pasado lunes en Mungia. Uno de sus hijos, menor de edad, encontró a su madre inconsciente en su casa y llamó a los servicios de emergencias, que trataron de reanimarla sin éxito. La mujer fue presuntamente estrangulada por su expareja Joseba Andoni A. P., un ciudadano español de la misma edad. Está separado de otra mujer y tiene varios antecedentes policiales por malos tratos en esa relación anterior. El juez ha decretado su ingreso en prisión este miércoles.

La víctima no había presentado denuncia, aunque fuentes de su entorno informaron a Efe que él "no la dejaba tranquila" y que el crimen "se veía venir". Pereira de Brito tenía dos hijos, de 10 y siete años. Acababa de romper su relación con el agresor. La Ertzaintza ha abierto una investigación. Es el primer asesinato machista de este año en el País Vasco. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario