jueves, 25 de abril de 2013

Un juez ejecuta la orden de Portugal y entrega a los hijos a su padre acusado de maltrato

abc.es/ madrid Día 22/04/2013 - 19.59h

Un juez español ejecuta la orden de la justicia lusa y entrega los niños al padre 

Con total indignación, Helena de Pedro ha hablado este lunes para los medios después de que el juez español dictaminara que sus dos hijos deben regresar a Portugal con su padre. Lleva unos 50 días atrincherada en su casa con los menores, pero los esfuerzos y la lucha titánica de esta mujer para evitar que sus pequeños volviesen con su padre han sido en vano. "No teníamos ni idea de que veníamos a una encerrona y que el juez ya había decidido. No teníamos ni idea, los niños no venían preparados. Les han dado caramelitos y me los han quitado de las manos. Además me han dicho que había hecho un circo mediático y que soy una mala madre por tenerlos cincuenta días encerrados. Prefieren llevárselos con un padre maltratador. Si esto es justicia... No entiendo nada", ha dicho Helena en una entrevista concedida a "El programa de Ana Rosa", donde ha denunciado además que se ha visto tratada como una delincuente, rodeada de seguridad y policía.

No sabe cuándo volverá a ver a sus hijos

Tras esta decisión de la Justicia lusa, Helena ignora cuándo volverá a reencontrarse con sus hijos. "Me ha puesto una querella penal y no sé si voy a poder volver a Portugal. Me ha puesto una querella por sustracción de menores y aunque aquí la Audiencia había resuelto ha abierto un proceso en Portugal para que no pueda ir a verlos. Me ha jurado que hasta que no me vea en el suelo mendigando no va a parar", ha explicado Helena que no sabe dónde van a ir sus hijos. "Tengo el móvil del padre pero no sé dónde van, a qué colegio van a ir...", ha explicado Helena que ha asegurado que la familia portuguesa ha desaparecido de la vida de sus hijos.

Por último, Helena se ha quejado con amargura de que se ha sentido desprotegida por el Estado español, que no ha impedido que una orden internacional sea cuestionada y que se entregue a sus hijos a un progenitor acusado de malos tratos. "El juez podría haberlo parado hasta que hubiese unas medidas definitivas. Los niños no son paquetes", ha censurado esta mujer. Su abogado, Marcos García Montes, ha protestado también por lo que cree fue una decisión tomada con antemano. 


1 comentario:

  1. Otro juez que no defiende a los españoles.
    Estamos apañados, entre estos y el Garrafón, digo Gallardón.

    ResponderEliminar