martes, 2 de abril de 2013

Un hombre condenado por maltrato mata a su hija de seis años y se ahorca en Málaga


El País.es
El padre podría haber asesinado a la niña y después se habría ahorcado
El hombre se encontraba en proceso de separación de su mujer
Jesús Sánchez Orellana Málaga 1 ABR 2013 - 17:04 CET116

Vídeo: Atlas
El padre de la niña de seis años hallada muerta este lunes en el municipio de Campillos (Málaga) tenía una condena de seis meses de prisión, dictada el pasado mes de diciembre, por violencia de género contra su expareja, aunque no llegó a ingresar en la cárcel por carecer de antecedentes.
El Juzgado mixto número 3 de Antequera (Málaga) condenó a Diego G. P. a la pena de seis meses de cárcel y a la prohibición de acercamiento y comunicación hacia su expareja, que actualmente reside en Mataró (Barcelona), por un periodo de dos años. No constan medidas de alejamiento de la menor, según confirmaron desde la Delegación del Gobierno en Andalucía.
Presuntamente, el hombre, de 32 años y vecino de la localidad donde se ha producido el suceso, "ha causado la muerte de su hija de seis años aprovechando el régimen de visitas que tenía concedido". Más tarde, el supuesto autor del homicidio se quitó la vida, según puntualizaron desde el departamento que dirige Carmen Crespo.
Los agentes sospechan que la niña habría fallecido por asfixia o por ahogamiento
La Guardia Civil halló a primera hora del lunes los cadáveres del padre, y de su hija -Leonor G. G.- en el interior de la casa de dos plantas donde residía el hombre. La pequeña apareció sobre la cama de su habitación, en la planta superior. El padre fue hallado ahorcado en la cimbra de las escaleras. Los agentes sospechan que la niña habría fallecido por asfixia o por ahogamiento ya que presenta "espuma" en la boca, indicaron fuentes municipales.
Padre e hija pasaron juntos las vacaciones de Semana Santa. El hombre se encontraba en proceso de separación de su mujer, y madre de la niña. El alcalde de Campillos, Jesús Galeote (PSOE), ha confirmado que el padre residía habitualmente en el municipio malagueño y que era jornalero. "Un hombre tranquilo", asegura Galeote, "el suceso nos tienes consternados y con los vellos de punta".
El cuñado del fallecido halló los cuerpos poco antes de las nueve de la mañana. Al parecer, la menor tenía que regresar este lunes a Mataró con su madre para incorporarse al colegio. Este llegó a la casa para recoger a la pequeña y llevarla a la estación del AVE para tomar el tren hacia Barcelona. Poco antes de las doce del mediodía, el juez decretó el levantamiento de ambos cuerpos que fueron trasladados al Instituto de Medicina Legal de Málaga.

La Junta de Portavoces de los grupos políticos con representación en el Ayuntamiento se reunió de urgencia para decretar dos de luto oficial (martes y miércoles) y que las banderas ondeen a media asta. Según los familiares de la madre, que tenía la tutela de la pequeña, el entierro de la niña podría tener lugar en Mataró. Campillos está situado a 81 kilómetros de la capital malagueña, en la comarca del Guadalteba, y tiene cerca de nueve mil habitantes.





No hay comentarios:

Publicar un comentario