miércoles, 12 de octubre de 2011

Custodia compartida impuesta

* POR TERESA FERRER

El masoquismo femenino es un fantasma masculino. El rol que están lanzando los partidarios de la CCI, de que la mujer cómo "sufriente" y "abandonada", es falso! Pues el hombre no puede hacer sufrir a la mujer, ni puede suponer que lo haría todo por él. Esa posición que ellos dicen ocupan las mujeres y esta prendiendo en lo social, corresponde a un fantasma masculino, es decir, ellos tienen la “potestad de hacer su sufrir a otros hombres”, que por amor darían todo, véase la historia en la que en nombre de Dios, por amor a él, a la Patria o a mil cosas más que se inventen han sido y son capaces de dar y quitar la vida, e infringir las más brutales vejaciones y martirios tanto físicos como psíquicos.

Urge aclarar que, dada la imposibilidad de la guerra y sus atrocidades, los hombres están desplazando este comportamiento a otros lugares: su relación con las mujeres, y la crueldad estremecedora hacia los niños. Hubo tiempos en que las librepensadoras fueron vilipendiadas y arrogadas a hogueras… en nombre de una locura sádica que parece resurgir en estos tiempos, en los que los hombres, no tienen posibilidad de infringirse entre ellos, el dolor, del grado tal y como les gusta.

Es grave.

No hay comentarios:

Publicar un comentario